Dragon Age 2

Dragon Age 2

Rol con aún más épica

Dragon Age: Origins fue la confirmación de que Bioware sabe hacer muy bien dos cosas: narrar historias y crear juegos de rol de categoría épica. Realizar una segunda parte a la altura de ese primer juego requería de mucha magia por parte de la compañía. Y lo que ha enseñado Bioware de Dragon Age 2 va mucho más allá de lo imaginado. Ver descripción completa

PROS

  • Original forma de contar una historia
  • Controles de combate redefinidos
  • Motor gráfico espectacular
  • Sistema de tácticas más claro

CONTRAS

  • Se pierde la personalización del personaje
  • Algunos combates son muy difíciles

Excelente
9

Dragon Age: Origins fue la confirmación de que Bioware sabe hacer muy bien dos cosas: narrar historias y crear juegos de rol de categoría épica. Realizar una segunda parte a la altura de ese primer juego requería de mucha magia por parte de la compañía. Y lo que ha enseñado Bioware de Dragon Age 2 va mucho más allá de lo imaginado.

Lo han logrado utilizando técnicas de cine no empleadas en el videojuego, agilizando algunas características originales y dotando Dragon Age 2 de una historia que pocas veces se ha visto y, sobre todo, se ha desarrollado.

En Dragon Age 2 ya no creamos un personaje desde cero totalmente como pasa en Dragon Age: Origins. El protagonista de Dragon Age 2 se llama Hawke y es un refugiado humano que logra escapar con vida del ataque de La Ruina a la pequeña ciudad de Lothering.

En Dragon Age 2, el jugador va a tener que tomar muchas decisiones y Bioware ha asegurado que no serán sencillas. Estas decisiones no sólo cambian la relación entre personajes, algo a lo que se puede estar acostumbrado pues lo hemos visto en Dragon Age: Origins o en Mass Effect 2, sino también al entorno, a los escenarios.

Bioware asegura que la trama central existe, por supuesto, pero no es lineal y, por lo tanto, de nuestras decisiones depende mucho lo que ocurra en Dragon Age 2.